Números de líneas calientes

Diferencias entre números de líneas calientes

¿Por qué hay tanta variedad de números de líneas calientes en la red, en anuncios o en la TV? ¿Qué diferencia un servicio de otro? ¿Nos da igual al que llamar, cómo si lo hacemos de manera aleatoria, o realmente hay diferencia? Si analizas los diferentes números eróticos disponibles, es muy probable que no tengas ni idea de por cuáles debes decidirte.

Para ser justos, en la gran mayoría de los casos no hay mucha diferencia en el servicio que te ofrecen. Y es que hasta hay empresas que tienen diferentes números de líneas calientes para que nos pongamos en contacto con ellas.

Pero sí que hay otras que tienen diferencias más que apreciables, y que vamos a analizar en los siguientes puntos.

  • Coste: El coste es la principal variación que puede haber entre un servicio y otro. La ley establece que en el anuncio, web, o plataforma en la que te hayas encontrado el número de línea caliente debería de aparecer también lo que te va a costar (la tarificación por minuto), además de si hay algún sobrecoste.

Es posible que no se vea claro, que la letra sea más bien pequeña, pero estar debe de estar.

Podemos quedarnos con ese coste y comparar entre diferentes empresas, ya que así encontraremos la más económica.

  • números de líneas calientes¿Gratuidad?: No vas a encontrar números de líneas calientes que sean gratuitos, ya que esto no tendría ningún tipo de sentido. Las mujeres y hombres que se encargan de atenderlas deben de comer de algo, y no sacarán beneficio si fueran gratuitas. Lo que sí que es posible encontrar son números eróticos que ofrezcan algunos minutos gratis, con el objetivo de que los probemos y determinemos si es lo que hemos estado buscando. Aunque no es que vayas a conseguir un descuento increíble, algo ahorrarás.
  • Atención al cliente: La atención al cliente y la profesional es otro criterio que también diferencia a un servicio de otro. Si en una llamada a un servicio erótico no te atienden cómo cabría esperar, vale la pena que busques otro servicio mejor.

Estas son las diferencias que existen entre números de líneas calientes.

Características de los números de líneas calientes

¿Alguna vez te has dado cuenta de la cantidad de números de líneas calientes que hay en el mercado? ¿Realmente son servicios similares o existe algún tipo de diferencia? ¿Da igual coger el primer número que nos encontremos, o deberíamos pensarlo dos veces antes de tomar una decisión? En realidad, sí que hay diferenciar y vale la pena que las conozcas, a no ser que te quieras encontrar con elevadas facturas del teléfono en las que tengas que pedir una segunda hipoteca para poder pagarlas.

Principales diferencias entre los números de líneas calientes

Precio

Obviamente, el coste es la principal diferencia entre los diferentes números de líneas calientes.

Según lo establecido por la ley, en el anuncio del servicio (con independencia de que te lo hayas encontrado en un folleto escrito, en una página web, en la televisión, o en cualquier otro lugar) debería de estipularse el coste: es decir, la tarificación por minuto.

En el caso de que exista algún otro tipo de sobrecoste, también debe de ser indicado.

Los operadores de este tipo de servicio suelen jugar con este hecho haciendo la letra pequeña… Esto es legal, hasta cierto punto.

Si no ves el precio en un primer momento, vuelve a revisar, ya que seguro que se encuentra en algún punto.

¿Buscas números de líneas calientes gratuitos?

Esta es toda una utopía y te vamos a ahorrar mucho tiempo de búsqueda: no existen números de líneas calientes gratuitos.

Esto no quiere decir que no existan ciertos “trucos” que nos permitan disfrutar de, o lo menos, un determinado ahorro. Por ejemplo, algunas empresas nos ofrecen lo que se conoce como “minutos gratis”.

Estos minutos son un recurso muy interesante que nos permiten probar el servicio, para saber, más o menos, como funcionará. Es cierto que no nos servirá para terminar lo que tenemos entre manos, pero si que nos dará una cierta perspectiva a la hora de decidir si nos interesa.

Atención al cliente

Otra de las diferencias que hay entre los números de líneas calientes es el servicio de atención al cliente que nos ofrece la empresa: realmente, lo que te interesa es un trato que sea cercano, que se adapte a tus necesidades y que realmente puedan solucionar cualquier duda o problema que se te pueda llegar a presentar.

Aunque pueden existir otras tantas diferencias, éstas son las más significativas.