Línea Erótica Caliente

¿Estas preparado para cumplir tus fantasías sexuales en esta línea erótica?
Disfruta de las chicas más calientes al otro lado del teléfono.

Línea Erótica 24 horas

Existen más de una línea erótica 24 horas que ofrece todos los servicios que puedas imaginar a cambio de realmente un bajo coste. Es posible que pienses que encontrar una línea así es tarea difícil a altas horas de la madrugada pero realmente es algo bastante habitual de encontrar, por lo que no te será nada difícil dar con cualquier contacto a cualquier hora del día o de la noche.

línea erótica


Puede que sea posible que sean altas horas de la madrugada y estés pensando en que sería buena idea poder contactar con alguien por teléfono para poder practicar algo de sexo a través de la línea.

Llamar a líneas eróticas 24 horas

Poder llamar a una de estas líneas es posible y de hecho es bastante fácil si nos encontramos en cualquier hora de la madrugada. Estas líneas a veces las podemos encontrar en páginas de contactos especializadas en este tipo de llamadas o bien a través de páginas estrictamente dedicadas a una línea erótica 24 horas.

Lo primero que tendremos que hacer si queremos encontrar una línea de teléfono de estas características es entrar en internet y buscar en nuestro buscador habitual las palabras clave que estamos buscando, que en este caso son las de encontrar una línea que ofrezca servicios eróticos las 24 horas del día.

Llegar a una página de línea erótica 24 horas no debe de ser una tarea difícil, ya que existen infinidad de páginas dedicadas especialmente a ello. Decidirnos por una de ellas ya pasa a formar parte de nuestra propia decisión y de lo que estemos buscando realmente, ya que aunque hay cientos de líneas a las que llamar, todas ellas puede que ofrezcan un servicio diferente.

Tenemos que tener claro que es lo que estamos buscando para finalmente dar con la línea que exactamente ofrezca lo que estamos buscando. En un principio, puede que nos lleve varios minutos encontrar lo que queremos pero si lo encontramos, tenemos que tener en cuenta que podremos guardarnos el teléfono para poder llamar a menudo si así lo deseamos, por lo que en el futuro no nos hará falta realizar la búsqueda de nuevo.

sexo telefónico

Sexo telefónico con chicas muy calientes

Si buscas sexo y pasarlo bien al teléfono, llama a una línea y habla con chicas españolas que buscan lo mismo que tu. Entra en conversación con chicas y chicos, elige la opción deseada, te están esperando al otro lado de la línea, llama ya y empieza a disfrutar!

Línea Erótica y Caliente: ¿Qué son y Qué Tipo de Mujeres puedes conseguir?
La línea erótica caliente, es un servicio donde diversas mujeres (más que todo, aunque también, en menos ocasiones, es un servicio que también prestan diversos hombres) prestan su voz y atributos para satisfacer todos los deseos que pueda tener una persona, bien sea por un momento de ocio (si se encuentra solo), o en oportunidades para satisfacerlo de una manera tal que no lo hace su pareja actual, o simplemente, otros que llaman para tener a alguien a quien contarle sus inquietudes y luego tener un buen sexo telefónico por una línea caliente ó línea erótica.

Por lo general, dentro de cada línea erótica caliente existen como ciertas categorías para que las personas llamen de acuerdo a sus gustos, y cuando una persona llame, el servidor intentará parecerse mediante la descripción de sí mismo, lo más posible a lo que el cliente está buscando, es decir, el servidor podrá ser una mujer de tez oscura, pero si al cliente le da morbo o le causa excitación las mujeres de tez clara, ella simulará serlo, solo para la satisfacción del cliente.

fantasías sexuales

Fantasías sexuales por teléfono

Con todo lo dicho anteriormente, entendemos que es un servicio en el cual, la chica o chico del mismo, ofrecen a su cliente (las personas que llaman a dichas líneas eróticas calientes), una larga conversación erótica en donde quien presta el servicio pretende ser todo aquello que el cliente desea escuchar/tener para ayudarle a alcanzar el orgasmo de una manera extraordinaria.

Lo que se traduce a tener sexo telefónico, ya que, ambos imaginan diferentes cosas como que el uno toca al otro, el otro le hace sexo oral, lo penetra, en algunos casos, hacen cosas como el BDSM, otros algunos tabúes de la sociedad, como lo son algunas parafilias, pero todos estos, mediante algo denominado como Audiolagnia que es un estímulo sexual fuerte, que proviene de la voz, y todas las sensaciones que esté acompaña. También existen algunos casos algo extremos como lo son la copofilia (Sexo o excitación mediante las heces) y la urofilia o lluvia dorada (sexo o excitación por la expulsión de orina de una persona).

línea erótica caliente

Comparador para elegir la línea erótica caliente más barata

Si eres un fanático de llamar a este tipo de número de forma continuada, teniendo en cuenta lo que te cuestan mes a mes, es muy probable que quieras encontrar una línea erótica más barata. Esto puede parecer fácil: al fin y al cabo, no son pocas las opciones que hay en el mercado. Además, cómo se considera un negocio rentable, cada día aparecen nuevas y nuevas opciones en las que poder basarnos.

La mejor idea para ahorrar en la llamada a números eróticos sería conseguir un listado de tarifas de empresas y estudiar cuál es el más barato, aunque teniendo la precaución de que el servicio no sacrificase en cuanto a calidad se refiere.

Así que, qué estás esperando para acceder a la web y buscar algún sitio de llamadas eróticas o llamadas calientes de tu país y ponerte en contacto con algunas de esas personas que están esperando para satisfacerte, no tienes nada que perder, y de seguro esta experiencia te fascinará tanto que querrás hacerlo más seguido, ya que el placer que ejerce la voz, tanto en el cerebro como en el cuerpo humano, es magnífico, e incluso, a veces tiene muchos resultados más de excitación que la simple penetración, recuerden que lo mejor del sexo.

Línea Erótica Barata: Mi fantasía

¿Alguna vez habéis hecho una llamada a una línea erótica barata? Es muy probable que vuestra primera reacción sea de rechazo. Yo antes pensaba así: creía que estas líneas eran tan solo para fracasados, para aquellos que no han tenido ningún contacto con mujeres en la vida real… pero ya os puedo asegurar que esto no es así, y lo dice alguien a quien no le ha faltado chochitos siempre que los ha querido.

Pero es cierto que pasé algunos momentos malos en mi vida: una ruptura que me dejó inhabilitado del mundo sexual durante unos meses, una relación de pareja que ni me llenaba, ni me satisfacía a nivel sexual, y otros momentos de los que no me siento especialmente orgulloso me hicieron llamar a la línea erótica barata.

¿Y por qué no? Total, ya había cruzado todos los planos posibles: para mí ya no tenía ningún misterio hacer un trío, las lluvias doradas o los besos negros. Estaba tan aburrido de la vida que cualquier cosa nueva en el ámbito sexual sonaba como una auténtica aventura.

He follado con mujeres a través de este servicio, con tantas que ni tan siquiera me acuerdo del número. Rubias, morenas, pelirrojas… son tan solo algunos ejemplos. Me gusta elegirlas tetonas, cuanto más tamaño de tetas tengan, mucho mejor. El culo es importante, aunque no tanto como las tetas.

Y me gusta acabar cuando me da la gana; es más, ni tan siquiera me despido de ellas.

Línea Erótica Gratis

Nunca he había atrevido a llamar a eso que llamaban línea erótica gratis, y la verdad es que recriminaba a todas aquellas personas que lo hacían. Para mi era un tema tabú, pero estaba más bien relacionado con la forma en la que me habían educado y no con lo que pensaba en realidad.

Un amigo empezó a hablarme de este tipo de servicio en el trabajo y, aunque al principio no le presté mucha atención, llegó a un momento en el que había despertado mi curiosidad, por lo que tenía que probarla sí o sí.

El me dio el número de teléfono y entonces empezó mi aventura.

Mi experiencia con la línea erótica gratis

Tenía los 5 primeros minutos gratuitos: yo lo tenía claro, elegiría a una rubia tetona, aprovecharía ese tiempo y luego colgaría, ya que no tenía pensado gastar ni un céntimo en este tipo de servicio… pero no sería así, ya que la línea erótica gratis se reservaba muchas sorpresas.

La voz de esa mujer me volvió loco desde el primer momento: no fue solo su exquisita descripción sobre lo voluptuoso que tenía su cuerpo, sobre sus incipientes senos y sobre su culo respingón, sino esa voz que tan dulce sonaba, pero tan contundente a la vez.

Los cinco minutos gratis de la línea erótica no tardaron en agotarse, y lo cierto es que no me di ni cuenta.

Me hice la mejor paja de mi vida y a partir de ahora llamo cada viernes a la rubia.

línea caliente

Trabajar en una Línea Erótica ¿Qué tener en cuenta?

En estos momentos de crisis puede ser que te estés planteando encontrar trabajos que nunca habías pensado. Uno de ellos puede ser interlocutora de una linea erotica. Muchas personas piensan que es un trabajo inadecuado, que el hecho de tener que estar diciendo guarradas a los clientes es algo que no puede gustar a nadie.

Pero esto no es siempre así. Hay personas que disfrutan con él y es un trabajo como otro cualquiera.

¿Cómo debe ser una persona para trabajar en una línea erótica?

Locuaz

Uno de las prácticas prohibidas en un servicio de este tipo es quedarte sin tener nada que decir… más que nada porque eso seguramente lo va a hacer el cliente. Siempre tienes que tener un tema preparado bajo la manga. Esto ayudará a que la otra persona se sienta más cómoda ofreciéndole un trato mucho más personal.

Ser locuaz y tener una buena fluidez en el habla por teléfono son unos de los factores claves para poder mantener este tipo de trabajo.

  • No todas las personas lo son.
  • Rasgos de personalidad definidos.
  • Dar lo mejor a cada cliente.

Sensualidad

Pero no solo basta con saber hablar de muchos temas. Lo interesante de este teléfono erótico es que tenemos que adoptar siempre un toque de sensualidad. Piensa que los clientes carecen del sentido de la vista y del tacto al estar hablando por teléfono.

La única arma que tenemos a nuestra disposición es nuestra voz, por lo que tenemos que ser lo más sensuales posibles. Intenta convertir una situación cotidiana o un comentario singular en algo de carácter erótico. No se trata de decir la mayor cantidad de guarradas; la idea es ir provocando poco a poco, despertando el instinto animal de la otra persona… solo así conseguirás que viva una experiencia altamente satisfactoria y que quiera repetir con tus servicios.

Psicología y empatía

¡No vas a necesitar un máster en psicología para trabajar en una linea erotica! Pero no estaría mal que tuvieras algunas nociones para saber que quieren tus clientes. En la mayoría de los casos lo único que necesitaremos es sentir empatía por ellos; ponernos en su posición y ver exactamente lo que desearíamos de este tipo de servicio.

Saber escuchar

Hemos comentado lo importante que es saber hablar para una linea erotica…pero también lo es saber escuchar. Es vital para asegurarnos de que vamos a cumplir todas las fantasías y peticiones del cliente.

Algunos clientes solo buscan hablar y nosotros tendremos que ser capaces de escuchar y ofrecer algún consejo adecuado.

Como podemos ver, hacen falta unos rasgos muy precisos para llevar este tipo de linera erotica. Si los cumples, podrás tratar con la mayoría de clientes sin tener ningún problema.

Follando en una línea caliente

Mi nombre es Sara, tengo 24 años, vivo en Málaga, y soy adicta a llamar a línea caliente. Reconozco que empecé cuando estudiaba en la Universidad a los 19 años, estuve viviendo durante unos años en un campus con un par de compañeras.

Mientras ellas se ligaban a los tíos más buenos yo ni tan siquiera me podía conformar con los más feos porque ellos pasaban de mi por algún motivo que todavía no tengo claro. No soy fea, tengo un cuerpo bastante excitante: es cierto que soy algo bajita pero tengo unos buenos pechos y un buen culo; además, me gusta el sexo cómo a nadie por lo que nunca he sabido que es exactamente lo que tengo que hace que los tíos huyan de mí.

Un día, estando muy caliente mi habitación, decidí masturbarme como suelo hacer casi todas las noches. Pero esta vez necesitaba algo nuevo, necesitaba desesperadamente a un tío o por lo menos su voz para poder correrme.

La llamada a líneas calientes fue mi solución

Todavía no estaba tan desesperada como para tener que pagar por sexo telefónico: por lo que se me ocurrió llamar a una línea caliente. Sólo lo había hecho una vez con mis amigas cuando tenía 16 años, por lo que sabía más o menos cómo funcionaba este tipo de servicios.

Elegí a un tío que decía estar bien cachondo y que me iba a poner a cuatro patas para poder metérmela por detrás. Yo no había encontrado nada que me enganchase demasiado, me solía aburrir demasiado pronto de todo. No sé qué tenía ese morenazo pero me puso a tono enseguida. Llegue al orgasmo de una manera que jamás habría creído posible. De hecho todavía sigo quedando con él los viernes para dar rienda suelta a mi imaginación.

¿Hablamos?