Pornografía para móvil

pornografía para móvil

Evolución de la pornografía para móvil

Hace unos años ver vídeos en el móvil era algo que se consideraba impensable… y es totalmente lógico. Antiguamente un móvil tan solo servía para hacer llamadas y recibir y enviar mensajes. Es cierto que tenían algunos juegos (como el clásico snake) pero poco más.

A medida que la tecnología fue evolucionando se le fue añadiendo funciones como Bluetooth, Wifi, conexión con USB, cámaras delanteras y traseras… también los teclados empezaron a desaparecer y fueron sustituidos por tecnología táctil (aunque todavía hay algunos modelos, como las blackberry, que los siguen incluyendo).

Con todas esas mejoras también comprobábamos el procesador y la memoria RAM eran mejorados. De esta forma se convertían en sistemas mucho más estables capaces de correr todo tipo de aplicaciones sin ningún tipo de problema.

Apps de pornografía para móvil

De esta manera también llegó a nuestros terminales la pornografía para móvil. Son aplicaciones bastante sencillas de manejar y que no necesitan de muchos recursos para poder llevarlas a cabo.

Realmente consisten en tener un visualizador integrado que sea perfectamente capaz de funcionar en el teléfono móvil. Es por ello por lo que se aleja totalmente de la tecnología Flash que cada día está más en desuso.

Sin embargo, a pesar de que los móviles han evolucionado, todavía siguen produciéndose algunos problemas cuando queremos verlos.

Uno de los más comunes es avanzar el vídeo antes de que este se haya cargado. En ciertas ocasiones nos daremos cuenta de que hemos metido la pata hasta el fondo. Por mucho que intentemos retroceder o avanzar nos daremos cuenta de que nos hemos quedado bloqueados en este punto. Lo peor de todo es que muchas veces la aplicación se queda bloqueada, y tendremos que cerrarla violentamente.

Es cierto que han evolucionado, si, pero todavía les queda un poco para rozar la perfección.