Líneas calientes de chicas y números telefónicos

Follando al máximo en las líneas calientes de chicas y números telefónicos

líneas calientes de chicas y números telefónicos

Siempre he sido un follador nato.

Había llegado hasta a la situación de que mis amigos ni tan siquiera quería que saliera con ellos, solamente porque tía a la que me arrimaba, tía a la que me follaba. Y claro, ellos se las querían follar.

Pero todo esto cambió cuando conocí a Sindy; se trataba de la mujer perfecta, no sé como lo hizo pero consiguió abrirse paso hasta mi corazón y permanecer allí durante mucho tiempo. Ahora bien, todas las mujeres son unas zorras y ella me lo demostró tirándose a mi mejor amigo.

Cuando volví nuevamente al mercado, ya no era capaz de desenvolverme como antes. Es verdad que todavía me follaba a alguna incauta, pero ese porcentaje de éxito se había desplomado de una forma muy peligrosa.

Pasé una época de depresión: había perdido a la mayor parte de mis amigos por haberse puesto de lado del cabrón que se tiró a mi exmujer.

Sin embargo, las líneas calientes de chicas y números telefónicos me salvaron la vida.

La excitación a distancia

Siempre había pensado que este tipo de servicios era solamente un tipo, que estaba pensado para sacar el dinero a los pobres incautos.

Sin embargo, una noche me encontraba solo en casa viendo pornografía y lo vi. Llama a nuestras líneas calientes de chicas y números telefónicos y disfrutarás del sexo como nunca antes lo has hecho.

No séqué tenía exactamente el anuncio, pero no me pude resistir a probarlo. Empecé a hablar con una morena que se definía a si misma como tetona. No me aburrí en ningún momento y, aunque tardé en masturbarme porque quería que la experiencia durara más, se la recomiendo encarecidamente a cualquiera que necesite salir de una mala situación.

¡A mí me salvó la vida!