Experiencias calientes con chicas

Experiencias calientes con chicas

Siempre me he considerado un caballero y he mantenido oculto todo lo que he hecho cuando me he acostado con una chica; y es que ninguna me ha gustado hablar de lo detalles con los amigos, aunque no sería por falta de ganas.

He llegado a un punto en el que no puedo más, pero tampoco me sentiría bien hablando de ello con un conocido cara a cara.

Es por ello, por lo que he decidido elegir este artículo para relatar mi experiencia caliente con chicas. Espero que seáis mis confidentes.

La mejor experiencia caliente con chicas de mi vida

experiencias calientesHace tiempo tuve una novia que era muy tímida, tanto que llegué a pensar que nunca en la vida podría tener relaciones sexuales con ella. Sin embargo, poco a poco llegó a abrirse a mi hasta que llegó ese momento en el que nos acostábamos casi cada noche.

Cómo suele pasar en la gran mayoría de las relaciones; esa frecuencia empezó a alargarse; de hacerlo casi cada noche lo hacíamos cada 2 noches, cada semana, cada 15 días, cada mes, cada dos meses….

Llegamos a un momento en el que nos desinteresamos del sexo.

Mi entonces novia, con el objetivo de todavía querer salvar la relación, lo que hizo fue prepararme una sorpresa muy especial para mí cumple: me preparó un trío con su mejor amiga, una chica que tenía unas tetas increíbles y un culo de esos que te gustará darle y darle toda la noche sin descanso.

Y lo mejor de todo fue como me presentó la experiencia calientes con chicas; me ató a la cama, me desnudó y me vendó los ojos. A continuación empezó a comerme la polla. Lo mejor de todo es que alguien me quitó la venda y me di cuenta de que era la amiga, ya desnuda, la que me la estaba mamando. Por poco me corro ahí mismo, en su boca.

Después, cómo si fuera un master en ello, hice que las dos se corrieran y luego me descargue en la espalda de ambas, repartiendo el semen por las mismas.

Fue brutal.